¡Pero qué difícil es esto!

Sergio Heredia - La Vanguardia - 06/08/2013

Volvemos a lo mismo. Un buen dato en Estados Unidos, complicando las cosas. El déficit comercial estadounidense ha caído en picado, mucho más de lo esperado, y sin embargo los mercados han decidido tirar hacia abajo. ¿El argumento? De manual: si las condiciones macroeconómicas mejoran en Estados Unidos, la Fed podría acelerar la retirada de los estímulos monetarios. De hecho, ya lo ha anticipado hoy mismo Dennis Lockhart, presidente de la Fed de Atlanta: "No descarten una reducción de las ayudas para octubre", ha dicho.

Y los mercados, venga, para abajo. "Son movimientos contradictorios –dice Christian Torres Lang, socio director de Solventis-. Los datos estadounidenses salen mejor de lo que se esperaba, y eso nos afecta a todos: si se reducen los estímulos, entonces eso supone menos dinero para la renta variable. A partir de aquí vienen los tipos más altos en la renta fija. De modo que también aflora menos dinero en la renta variable. Y las bolsas retroceden. De cajón, vamos".

Ya lo ven. Lo han notado los mercados estadounidenses, que se han puesto en rojo desde la apertura, a las tres y media de la tarde. Y lo han notado los parquets europeos, y el Ibex entre ellos, que ha tirado abajo con relativa fuerza, tras tres semanas estupendas. Hoy se ha dejado el 0,37%, para aguantar justito la línea de los 8.500 puntos (ha cerrado en 8.529). Bueno, no pasa nada. Esto es agosto, y ya se sabe que en agosto todo vale.