¿Se acuerdan de cuando éramos niños y dedicábamos nuestro tiempo a estudiar y jugar?, ¿Recuerdan aquellos exámenes parciales día tras día? Si aprobabas, significaba que ibas por buen camino, habías hecho los deberes durante el curso y probablemente aprobarías el examen final sin problemas, incluso en los mejores casos, excluía parte de la materia en la convocatoria final.

Pues bien, Donald Trump afronta su particular examen parcial el día 6 de noviembre, cuando tendrán lugar las elecciones “midterm” y los votantes norteamericanos acudirán a las urnas para elegir a los miembros de la cámara de representantes y a un tercio de los del senado.
Aunque tal y como hemos dicho, es más que una votación, es un juicio a la gestión del presidente en sus dos años de mandato.

… como ahorrador, espero y deseo, que el único símil entre 2008 y 2018 sea que ambos acaban en ocho.

Gracias a la inyección monetaria de los bancos Centrales, nada nos hace pensar que, en 2018, el comportamiento de los mercados financieros vaya a tener nada que ver con el berrinche y la confusión que experimentaron en 2008. Aun así, “Tan sólo cuando baja la marea, ves quién se baña desnudo”, decía Warren Buffet. ¿Saben? soy tímido y me gusta bañarme con bañador. Por ello, aunque ahora la marea este alta, quiero tener claro que no me he olvidado el traje de baño en la playa y que en la siguiente tormenta sabré donde debo guardar la ropa y proteger mis inversiones financieras.
El objetivo de este post no es otro que reflexionar y aprender de la historia para encontrar un buen refugio por si “regresamos al pasado”.

El mundo es global y los mercados financieros también lo son. Su actividad se desarrolla en un marco de complejidad creciente, exuberancia de información y con la presencia de riesgos cada vez menos previsibles y más difíciles de prevenir.

Por un lado, las nuevas tecnologías y la rapidez de las comunicaciones ponen a disposición de los inversores la posibilidad de acceder de forma casi instantánea a mercados remotos, a veces exóticos, que hasta hace no mucho tiempo resultaban inaccesibles para la mayoría de los inversores.

The expected increase in interest rates and the coming back of volatility are bringing European managers to look at alternative and absolute return strategies.

La OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) es una organización fundada en 1960 por una asociación de trece países productores de petróleo con el objetivo principal de regular la producción y los precios del barril de crudo. La OPEP controla aproximadamente el 43% de la producción de petróleo mundial y el 80% de las reservas.

Toda la revolución que tenemos con Volkswagen se debe nada más y nada menos que a unos estándares de emisiones que deben cumplir los países. Estos estándares se centran en la emisión de gases tóxicos tanto en motores diésel como motores de gasolina.

A raíz de las últimas noticias sobre la evolución del precio de las materias primas, he querido desempolvar alguno de los artículos que escribí en su día sobre ellas y actualizarlos un poco para intentar explicar qué está ocurriendo.

Parece que el final de Grecia empieza a escribirse. Tanto para lo bueno como lo malo (sin entrar mucho en detalle qué es bueno y qué es malo).

Sinceramente, el posicionamiento de nuestras carteras no ha sido tanto sobre si Grecia saldría o no del euro, ya que esto es una apuesta, sino sobre el razonamiento subyacente a las inversiones.

Piensa en la acción ideal. Ahora cierra los ojos y piensa que características debería tener. Seguro que una de ellas ha sido: recompra de acciones o autocartera.

La razón es simple. Imaginemos que una empresa tiene dos activos: una máquina que vale 900 millones de euros y caja neta por importe de 100 millones. Entonces, la empresa tendrá un valor de 1.000 millones de euros. Si vemos que la empresa tiene un total de 100 millones de acciones, el precio de la acción deberá ser igual a 10 euros (1.000/100). El paso siguiente es ir a  ver la memoria y nos damos cuenta que tiene 20 millones de acciones en autocartera.

Como os prometí en mi anterior artículo, quiero compartir con vosotros el método de selección de valores de los grandes gurús de la inversión. Este método es puramente cuantitativo por lo que elimina del análisis cualquier elemento de carácter cualitativo. Desde mi humilde punto de vista es mil veces mejor el gestor y su intuición que esta preselección de valores, pero como mínimo es curiosa.

En este caso el método de preselección es el del gran Peter Lynch.

Página 1 de 4